Limpieza de sifones

El sifón del lavaplatos es una de las partes del sistema de tuberías de vuestra casa que se tapa con mucha frecuencia, por lo que en desatrancos Leganes os ilustraremos acerca de cómo hacerle mantenimiento a esta parte, si hacéis este trabajo constantemente y de forma habitual, impediréis que se tape y vais a eliminar los malos olores del drenaje, si tenéis que desmontar vuestro sifón, siga leyendo, os vamos a enseñar cómo se hace, de manera rápida y sencilla, como no podría ser de otra manera.

Debéis buscar estos materiales para trabajar

Para poneros manos a la obra y comenzar a limpiar vuestro sifón del lavaplatos vais a requerir: una palancana, unos trapos viejos, guantes de hule (plástico), líquido desgrasador (quita grasa) y un destapador de 10 mts (mínimo), cualquiera que sea, si es de muelle, mejor.

Algo que deberíais hacer antes de limpiar el sifón

Lo primero que tenéis que hacer es despejar la zona que hay bajo el sifón, después tenéis que estar pendiente de cómo va puesto el sifón, si eres olvidadizo, podéis tomar una foto para acordaros de cómo va instalado. Si tenéis todos los materiales que os pedimos anteriormente a la mano, ahorraréis tiempo valioso.

La limpieza del sifón

Debéis poner la palancana debajo del sifón que vais a sacar, ya que al quitarlo se derramará el agua o la suciedad que pueda tener, si no queréis que se ensucie vuestro piso, sólo hacedlo, después tenéis que vaciar el drenaje quitando el codo, si es que tiene, ahora, tenéis que aflojar las tomas que tenga las tuberías donde conectan con el sifón.

Ahora que habéis sacado el sifón, tenéis que limpiarlo con abundante agua y jabón, os recomendamos desarmar todo el sistema de drenaje del sifón para asegurar una buena limpieza, después tenéis que meter las piezas en agua caliente (no hirviendo) y le echáis el desgrasador para que los restos pegados salgan más fácil, ahora, tenéis que traer un lampazo y pasarlo por todas las piezas del sifón.

Ahora bien, si cuando os limpiasteis el sifón te aseguráis de que estaba tapado por la suciedad que os sacasteis, vuelve a conectar las piezas y ponedlo en el lavamanos de nuevo, no debería de haber más problemas con eso, acordaos de cómo iba al principio, y si no os acordáis, podéis echar mano de la foto que os acabamos de recordad anteriormente.

Ahora viene otra cosa, si sigue el problema de que no se ha destapado, significa que obviamente el sifón no estaba tapado, por lo que ahora tendréis que usar el destapador para poder meterlo en las tuberías.

Ahora a destapar las tuberías

De entrada, tenéis que usar el destapador con sumo cuidado, puesto que en las tuberías hay curvas, por lo que os va a ser difícil pasarlo con facilidad, pero seguirá pasando, en cambio, si llegáis a una curva cerrada (un codo) tenéis que dar vueltas al destapador e irá metiéndose poco a poco, o bien el destapador irá empujando lo que tapa la tubería hacia otra parte de tuberías más anchas o por el contrario, va a traer lo que ha tapado la tubería hacia vosotros.

Si ha salido lo que ha tapado la tubería y tenéis ya vuestro sifón limpio, solo tenéis que volver a colocar el sifón como estaba y listo, problema resuelto y no habéis gastado dinero.

Tips para que vuestro sifón no se tape

En primer lugar, debéis usar un destapa cañerías de forma regular, si queréis mantener limpias las tuberías, debéis echar de vez en cuando un destapa cañerías líquido y, después que actúe, debéis verter agua caliente para que se lleve la mugre que pueda estar en las tuberías.

Nunca, pero nunca vertáis el aceite comestible por el drenaje de las tuberías, ya que el aceite no se mezcla con el agua y puede tapar las tuberías, cuando vayáis a deshaceros del aceite, tenéis que echarlo en un recipiente y llevarlo a otro lado.

También os exhortamos colocar enrejados metálicos en los drenajes para impedir que restos orgánicos y desechos sólidos se cuelen hacia las tuberías.